MEDICINA ANCESTRAL
VAPORIZACIONES VAGINALES

Cuando conoces tu maravilloso cuerpo, sabes cómo funciona y escuchas cuando te habla. Es así como creas una relación de amor y aceptación contigo misma.

Reconocer el ser divino que eres cambia tu mundo

Limpiar memorias, dolores o rabias nos ayuda a reencontrarnos con nosotras mismas y con nuestra pareja desde un lugar de amor y de reconocimiento mutuo.

En este encuentro se recorren caminos ancestrales que las mujeres han encontrado para sanar y conectar con el amor, la compresión, la sanación y la liberación. Uno de ellos es la vaporización vaginal, fuente de empoderamiento y sanación.

¿Qué es realmente una vaporización vaginal?

Se trata de una práctica curativa que se remonta a la civilización maya y azteca; sus curanderas y parteras utilizaban lo que los frailes españoles llamaron Los Bajos (Ba-azadas). Servían como cura de las afecciones femeninas -tanto graves como crónicas- y mejoraban la salud de la mujer. Se la conoce como “vaporización ioni”. Ioni es la palabra en sanscrito que significa ‘útero’, ‘vagina’, ‘vulva’ o ‘vientre’ (en el sentido de ‘fuente de vida’).

BENEFICIOS DE LAS VAPORIZACIONES

  • Limpian y revitalizan la zona íntima femenina
  • Despiertan la energía sexual y la fertilidad
  • Alivian además los dolores menstruales, el cansancio y la inflamación asociados al ciclo menstrual
  • Regulan los ciclos irregulares y disminuyen el flujo menstruales
  • Sirven para tratar fibromas, quistes, debilidad uterina, pólipos y prolapsos
  • Alivian los síntomas derivados de la menopausia e infecciones vaginales (candidiasis, cistitis, sequedad vaginal…)

Al margen de servir como tratamiento y mejora de todos estos problemas son, sobre todo y ante todo, una maravillosa manera de conectar con nuestra esencia femenina y darnos un espacio de preciosos cuidados y amor a nosotras mismas. Son… ¡PURA MAGIA!

La piel vulvo vaginal es la más fina y delicada de nuestro cuerpo; por eso es importante que las plantas que se utilicen sean lo más orgánicas y biológicas posible.

Vivir esta experiencia juntas es algo realmente especial y único

¿Qué necesitas traer para una vaporización vaginal?

  • Una falda larga con vuelo
  • Calcetines gordos para estar calentita
  • Una manta para poder cubrirte y no pasar frío
  • Toalla
  • Cojines
  • Un recipiente de cristal grueso, de cerámica o de barro libre de plomo para soportar la temperatura del agua caliente.
  • Y si además tienes algún instrumento musical ¡mejor qué mejor!

Además, habrá cánticos y bailes con los mantras de las diosas, así como una activación de útero grupal.

Un detalle importante: no son recomendables si tienes DIU, estás embarazada o menstruando, o si tienes úlceras o infecciones vaginales severas.

Las vaporizaciones vaginales se pueden realizar de forma personalizada e individual, o en cursos grupales.